El gas natural está protagonizando una revolución en el sector del transporte, pero existen dos tipos de gas natural vehicular, el Gas Natural Licuado (GNL) y el Gas Natural Comprimido (GNC). Aunque tanto el GNL y el GNC son el mismo producto… ¿qué diferencias hay entre ellos?

Gas Natural Licuado (GNL)

El Gas Natural Licuado es un gas natural que ha sido procesado para ser transportado y almacenado en estado líquido y a baja temperatura.
En este caso, el gas va a 160 grados bajo cero y la ventaja es que la autonomía que ofrece en un camión es mayor.
Este tipo de gas es ideal para el transporte de larga distancia, ya que, en el mismo volumen cabe muchísimo más GNL que GNC.

Gas Natural Comprimido (GNC)

El Gas Natural Comprimido es gas natural almacenado a altas presiones, entre 200 y 250 bares en forma de gas. Al ser un gas comprimido tiene una desventaja de una menor autonomía, per a cambio, es más fácil su instalación.
Una alternativa ideal para vehículos que no necesitan de un largo recorrido, es decir, para autonomías cortas.