Firma del convenio de Fraikin España con el Ayuntamiento de Barcelona y la DGT para la implantación del proyecto Autonomus Ready en Barcelona.

Éste mismo lunes ha tenido lugar la firma del convenio entre las instituciones y las empresas impulsoras del proyecto Autonomous Ready Spain. Un proyecto pionero en el mundo y está destinado a reducir la siniestralidad y los accidentes en el entorno urbano mediante la utilización de tecnologías de asistencia a la conducción (ADAS), adelantándose a la entrada en vigor del Reglamento (UE) 2019/543 de la Comisión, de 3 de abril de 2019, que prevé en 2022 la obligatoriedad de que los vehículos europeos estén equipados con nuevas tecnologías de seguridad para proteger a pasajeros, peatones y ciclistas.

Autonomous Ready Spain se hace a partir de la colaboración público-privada y cuenta con empresas y entidades comprometidas con la pacificación de la ciudad, la seguridad de sus conductores y la protección indirecta de los usuarios más vulnerables. Entre ellas se encuentran: Alphabet, Aquaservice, Calidad Pascual, Correos, Endesa, Gestores 1880 SAU (GESCO), Ferrovial, Obremo, Fraikin, Logista (Nacex Integra2), Carfax, Línea Directa y Seur, entre otras.

A partir del proyecto Autonomous Ready Spain, cada día, cerca de 300 vehículos de reparto y transportes equipados con las tecnologías de asistencia a la conducción y recolección de datos recorren unos 45.000 km por las calles de Barcelona, contribuyendo a incrementar la seguridad vial a partir de la detección de la presencia de los usuarios más vulnerables de la pirámide de la movilidad (peatones, ciclistas y motoristas).

El proyecto Autonomous Ready Spain predice el 80% de los posibles errores del conductor. En los dos últimos meses de andadura del proyecto los dispositivos embarcados en los distintos vehículos de flotas y transportes han detectado y geoposicionado la presencia de 37.000 ciclistas y 240.000 peatones en distintas calles de Barcelona.

Martí Batallé junto con Pere Navarro, Director General de Tráfico y Rosa Alarcón regidora de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona

Este proyecto piloto puesto en marcha en Barcelona va a servir de modelo para otras ciudades ya que en todas ellas los usuarios vulnerables se presentan como los principales colectivos a proteger. Actualmente el 81% de los fallecidos en accidentes de tráfico en las ciudades son peatones, ciclistas y motoristas.